Home»Commentary»Busca al Senor por Arzobispo Dennis M. Schnurr

Busca al Senor por Arzobispo Dennis M. Schnurr

0
Shares
Pinterest Google+

Ocho estudiantes de la Universidad Estatal de Wright entraron a la Iglesia Católica en la Pascua pasada, con la ayuda del Ministerio del Campus. Seis hombres y seis mujeres ministrados por nuestro Ministerio de Prisiones Arquidiocesanas también entraron a la Iglesia Católica la primavera pasada. El 26 de Diciembre, yo mismo tuve la alegría de conferir los ritos de bautismo y confirmación en el Centro Correccional de Lebanon en el condado de Warren.

En el 2019, nueve seminaristas fueron ordenados para predicar y administrar los sacramentos como sacerdotes de la Arquidiócesis de Cincinnati, la clase de ordenación más grande para la Iglesia local en cuatro décadas.

Caridades Católicas del Sur Oeste de Ohio y Servicios Sociales Católicos del Valle de Miami sirvieron más de 5 millones de comidas a personas que de otro modo podrían haber pasado hambre. Y los Servicios Sociales Católicos del Valle de Miami continúan liderando los esfuerzos de recuperación ante desastres a raíz de los tornados que arrasaron a Dayton.

Lo que todas estas buenas noticias no relacionadas de 2019 tienen en común es que cada logro fue posible en parte por generosos contribuyentes a la Campaña anual de Ministerios Católicos (CMA) – y eso es solo parte de lo que hacen los ministerios financiados por la CMA.

Los ministerios apoyados por la CMA ayudan a los más vulnerables entre nosotros todos los días, incluidas las mujeres embarazadas, los ancianos, las personas con problemas de salud mental, los refugiados, los enfermos y las familias. Además de Caridades Católicas y Servicios Sociales Católicos; Ministerios de campus, hospitales y prisiones; y el Seminario y Vocaciones, esos ministerios incluyen la Escuela de Sordos St. Rita; Sacerdotes arquidiocesanos retirados y clérigos mayores; y programación de Nueva Evangelización para compartir nuestro amor por la fe y proclamar el mensaje del Evangelio.

Los ministerios juntos de la CMA ayudan a satisfacer no solo las necesidades materiales del pueblo de Dios, sino también las espirituales y educativas. Ese tipo de caridad ha sido parte de la misión Cristiana desde los días apostólicos. San Pablo recaudó fondos para los pobres y para la Iglesia de Jerusalén durante sus viajes misioneros. Si bien eso puede parecer irrelevante hoy, fue único en el mundo antiguo. Hasta entonces, era inaudito que los individuos ayudaran a otros que no conocían personalmente. San Pablo y sus colaboradores en la misión lo hicieron porque vieron a Cristo en los necesitados.

El lema episcopal que elegí cuando me convertí en obispo es “Busca el rostro del Señor”, del cual se extrae el título de esta columna. Los Cristianos siempre han practicado actos de caridad – especialmente las obras de misericordia espirituales y corporales – porque ven el rostro de Cristo en los demás.

El tema de la Campaña de los Ministerios Católicos de este año, Juntos por la fe del Evangelio, refleja la realidad de que juntos podemos hacer mucho más por los demás en necesidad espiritual y material de lo que podemos hacer como individuos que actúan solos. Tampoco podría ninguno de los ministerios de la Iglesia local sobrevivir sin nuestras contribuciones combinadas de tiempo, talento y tesoro.

La Iglesia local es la Arquidiócesis de Cincinnati, con sus 450,000 miembros. Sin embargo, nos unimos como comunidad de adoración en nuestras parroquias. Por esa razón, la colección CMA está basada en las parroquia. Las parroquias que recaudan más de su meta cada año reciben la mitad del exceso para apoyar sus propios ministerios. En 2019, por ejemplo, 90 parroquias cumplieron o excedieron su objetivo, lo que provocó que se les remitiera un total de $330,000.

Más de 24,000 familias participaron en la CMA el año pasado. Estoy profundamente agradecido por su generosidad. ¡Pero considere cuánto más buen trabajo podrían hacer los ministerios involucrados si incluso 2,000 o 4,000 familias más contribuyeran!

Con eso en mente, lo invito a donar a la CMA este año, especialmente si no lo ha hecho en el pasado. Ningún regalo es demasiado pequeño. A través de la CMA, podemos hacer una gran diferencia en la vida de los demás Juntos por la fe del Evangelio.

Previous post

A Closer Look: An Appeal for the Men of the Mount

Next post

AccuracyNow Provides Voice for Others